Busca tu especialista

Unidad Oncología integrativa

Unidad Oncología Integrativa

El cáncer es uno de los grandes enemigos de este siglo, nada es suficiente cuando hablamos cáncer. Que un paciente oncológico reciba quimioterapia, radioterapia o cirugía no es suficiente. Muchos pacientes no saben que existen otras terapias que minimizan los efectos secundarios de la quimio y la radioterapia, y pueden ayudar a los pacientes oncológicos a luchar contra el cáncer. 

Una nutrición saludable que le fortalezca, el acompañamiento de un psico-oncólogo, acupuntura o realizar deporte pueden mejorar el pronóstico y reducir los efectos secundarios de la toxicidad. La Oncología Integrativa consiste en orquestar varias especialidades complementarias al tratamiento que marque el oncólogo para conseguir una mejor calidad de vida para los pacientes con cáncer y sus familiares.  

La Oncología Integrativa puede ser aplicada en cualquier estadío de la enfermedad: prevención, durante el tratamiento, paliativos y una vez superada la enfermedad.

 

Las bases de nuestros tratamientos de Oncología Integrativa:

 

 

  • ​Sólo aplicamos técnicas basadas en evidencias científicas.
  • Buscamos superar las limitaciones del modelo actual sin perder ninguna de las ventajas del avance del conocimiento médico, fusionando el tratamiento de tu oncólogo junto con el conocimiento validado de medicinas complementarias.
  • Si mejora la salud general del paciente y su calidad de vida, mejorará la tolerancia a los tratamientos convencionales (quimioterapia, radioterapia, cirugía…).
  • Nos ocupamos del cuidado de los pacientes en todas sus dimensiones, incluyendo a sus familiares y todas aquellas personas que forman parte de su entorno.
  • Cuando un paciente ha superado la enfermedad nuestro trabajo no termina, prestamos especial atención a la prevención para evitar su recaída (recidivas).

 

Las especialidades aplicadas a los pacientes oncológicos son elegidas por el equipo terapéutico en función de cada caso:

 
Acupuntura: La OMS avala la acupuntura con sólida evidencia científica para el control del dolor, las náuseas, los vómitos y los sofocos. 

 

Nutrigenómica: con una dieta hecha a medida para cada paciente se consigue equilibrar el organismo mediante la alimentación y el uso de suplementos nutricionales, siempre utilizando las sustancias de las que está compuesto el organismo (vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos esenciales).

 

Psico-oncología: rama de la psicología especializada en pacientes con cáncer, sus tratamientos y sus fases. Se centra en incentivar al paciente y a sus familiares el uso de estrategias de afrontamiento adecuadas para facilitarles la adaptación a su enfermedad, y con ello mejorar la calidad de vida.

 

Fitoterapia: es el uso de las plantas medicinales como herramienta terapéutica. Se puede usar por muchas vías (tópica, oral, inhalada, rectal…), y en formas diversas (comprimidos, cápsulas, jarabes, emplastos, cataplasmas, infusiones, inhalaciones, supositorios…). Basada en la Medicina Tradicional China, es una herramienta muy potente que no está exenta de riesgos, contraindicaciones y efectos secundarios, por eso ha de estar supervisada por el especialista y el oncólogo.

 

Homeopatía: Algunos medicamentos homeopáticos han demostrado minimizar los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia. Con ellos, los pacientes se sienten mejor, están más fuertes y su estado de ánimo también mejora.

 

Micoterapia: se basa en el uso de las setas (hongos) para equilibrar el organismo en beneficio de la salud. Gracias a su capacidad bioreguladora, las setas, actúan desde la prevención o como complemento integrativo a otras terapias, esta herramienta de la medicina natural trata de sacar el máximo partido a las sustancias terapéuticas que contienen especies como Reishi, Maitake, Polyporus o Shiitake, entre otras.

 

Reflexología podal: La reflexología no es un simple masaje, es un eficiente método para mantener la salud y para reforzarla, así como para aliviar síntomas o causas de malestar y de la enfermedad. Es una manera de mantener el equilibrio del cuerpo.

 

Reiki: Reiki es una palabra sánscrita que nace de la unión de Rei (energía universal) y ki (energía vital). Se realiza a través de una técnica de imposición de manos, en las que estas se sitúan por encima del cuerpo del paciente o en suave contacto con él.

 

Deporte:  El deporte adaptado a cada paciente ha demostrado ser uno de los mejores aliados en los tratamientos oncológicos, es la única técnica que ha demostrado científicamente revertir los fallos epigenéticos. El yoga es una de las mejores maneras de ejercitar el cuerpo, y se puede adaptar prácticamente al estado de salud de todos los pacientes. Esta disciplina física y mental, permite ejercitar el cuerpo del paciente y estirar la musculatura oxigenando los tejidos y dotándolo de una gran sensación de paz y tranquilidad al final de cada sesión. 

 

Mindfulness: su objetivo es serenar la mente y las emociones del paciente para que este consiga un estado de conciencia y paz natural.

 

Psicosomática Clínica: También llamada Bioneuroemocion o Biodescodificación (según la corriente terapéutica) es una técnica que busca que el paciente encuentre y supere el conflicto emocional detonante o agravante de su enfermedad. Muchos pacientes reconocen una situación emocional muy grave en los meses previos al inicio de la enfermedad. 

 

¿Cómo impactan estos tratamientos sobre la salud de los pacientes?

Diferente en cada país, el ejemplo donde más se ha desarrollado este modelo de trabajo médico es en Estados Unidos. Desde hace años están apostando por esta nueva tendencia por el demostrado beneficio que genera sobre el paciente, ya que los tratamientos se acortan y mejoran la calidad de vida de los pacientes, gracias a la diversidad de profesionales y especialización de cada terapeuta en cada fase del tratamiento. Hospitales como el John Hopkins o la Clínica Mayo cuentan con equipos de medicina clásica apoyados por equipos de acupuntura, psicología, fisioterapiaaapia avanzada  o nutrición para hacer tratamientos integrativos. En España si los pacientes desean tener una visión integrativa deben continuar con los tratamientos marcados en la Seguridad Social y buscar clínicas privadas para complementar.

 

Importante: Ninguna de estas terapias se puede considerar como una alternativa a la quimio o a la radioterapia. Se trata, de un complemento que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes, minimizando los efectos secundarios. Si algún profesional de la salud te afirma que esto es una alternativa o que te puedes curar del cáncer sin hacer los tratamientos convencionales, por favor ponte en contacto con nuestros colaboradores de la Asociación de Oncología Integrativa a través de este formulario.

SOLICITA TU PRIMERA VISITA

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR